Buscar

Carlos Vittese

"Pensando en voz alta"

Etiqueta

Animales

Definitivamente muy mal rollo entre Jabalíes y la gente de mantenimiento de jardines. Otra vez! ha durado 48 horas #SantJordiParc #RubiCity

Anuncios

Rubí, protectoras y la segunda oportunidad

Vivimos en tiempos de consumismo, de compras por impulso, de insatisfacciones varias disimuladas con placeres efímeros. De selfies geniales sobre vidas vacías, de amores públicos con desamores privados. Pero sobre todo, de imágenes de éxito y felicidad, que ocultan miserias inconfesables. Miserias que terminan aflorando y provocan sufrimiento a personas y mascotas, porque en la soberbia y egoísmo de creernos seres superiores, vamos por la vida disponiendo y decidiendo, muchas veces, sin el menor remordimiento.

Es un problema mundial, y por ello no es extraño encontrarse también por las calles de Rubí con perros abandonados, extraviados y maltratados. Animales que ni siquiera han tenido la “suerte” del abandono, y -tal cual esclavos-, aun satisfacen los deseos de su amo “pensante”. Es que… en ocasiones da vergüenza ajena ver como algunos niños -y muchas veces los mayores- tratan a sus mascotas. Casos donde el sufrimiento de ese ser está presente en su mirada y a cada paso. Donde su soledad acompañada e incomprendida, solo es parte del entretenimiento de algunos y el aburrimiento de otros.

Es así que en redes sociales podemos ver, de forma casi permanente, todo tipo de situaciones relacionadas con animales de compañía. Y van desde distracciones incomprensibles, hasta casos espeluznantes cada vez mas frecuentes. Recuerdo ahora mismo una noticia de la pasada semana en la que tras una discusión en Valencia y para hacer daño a otro individuo, una mujer lanzó un perro por la ventana de un 7o piso, causándole una muerte indescriptiblemente cruel. O también otra reciente, en la que una persona pretendió deshacerse de su mascota utilizando fármacos, extremo que no llegó a concretarse porque el caso fue descubierto, salvándose la vida del can con un tratamiento de desintoxicación.

Pero no solo los adultos son capaces de “perder la cabeza” (o nunca haberla tenido). Hace pocas horas hemos conocido el caso de unos niños que bañaron en pegamento a un animal, al que luego cubrieron con barro, que al solidificarse le iba dejando casi inmóvil. Fue abandonado entonces a su suerte en una caja mientras su cuerpo absorbía pegamento camino a una muerte segura en soledad, destino que un alma caritativa se encargó de cambiar.

Hace falta mucha pedagogía, tanto para “grandes” como para niños. Un perro no es un juguete, ni debería ser un capricho. Es un ser vivo -que hoy tiene bastantes más derechos que hace algún tiempo-, y merece ser tratado como tal. Afortunadamente existen asociaciones y protectoras de animales, que recogen a aquellos que han sido extraviados, abandonados, o simplemente han tenido la “suerte” de que alguien haya salvado sus vidas, rescatándolos de la calle, o denunciando a quienes les infringían el maltrato y dolor que no merecían. Por eso, antes de comprar una mascota, antes de llevar un perro a casa, piénsalo dos veces ¿estás preparado para un nuevo integrante en la familia? Si la respuesta es afirmativa, y te has tomado el tiempo de leer hasta aquí, entonces considera adoptar. Es un acto de amor, y le estarás dando una segunda oportunidad a ese ser de 4 patas, con el que solo cruzando miradas, ya te dejará claro que está dispuesto a darte “todo”, a cambio de casi nada. Busca información en las redes sociales, y muy pronto encontrarás a tu nuevo amigo/a, porque lleva esperándote mucho mas tiempo del que desearía, como le ocurrió a Penny, un ejemplo de “segunda oportunidad” con final feliz, y a quien puedes conocer en el vídeo que acompaña éste artículo.

En #RubiCity los jabalíes siguen saliendo de fiesta, y parece que les encanta nuestro barrio !! 😢 lo visitan una y otra vez #SantJordiParc

#CanFatjò #RubiCity

Rubí y el #NoReculloLaCaca

No es ningún secreto que tener una mascota conlleva responsabilidades, pero algunos prefieren pasar por alto aquello que se aproxima más a los deberes, que a los placeres. Y resulta evidente que no todos tienen claro el hecho de que un perro es un integrante más de la familia, que requiere atención, cuidado, y en muchos casos dedicación, como con cualquier otro ser querido con el que se comparte el día a día en el hogar.

Del mismo modo que existen leyes para proteger a los animales, las hay para su convivencia en sociedad, y es preocupante la cantidad de personas que interactuando con sus mascotas en la calle, no saben (o no quieren saber) sobre esa “línea” que delimita hasta donde llegan sus derechos, y comienzan los de los demás. Observamos entonces una suerte de “desconexión”, y manifiesta falta de respeto por el prójimo y el entorno extremo que comprobamos a diario por las calles de Rubí.

Si existiera un ranking del “incivismo perruno” (léase “distracción voluntaria de sus dueños”) sin duda, en lo más alto estaría el no recoger las heces caninas. Es que no importa por donde vayas, allí las encontrarás de las más diversas formas, tamaños, texturas y colores. Pero cuidado, el ranking es amplio y compiten también en popularidad con lo anterior: el entrar con mascotas en parques infantiles, llevarlas sin bozal, permitirles hacer sus “necesidades más líquidas” en los portales de los vecinos y alguna otra.

Hace aproximadamente un año, -intentando concienciar a la población sobre la necesidad y responsabilidad de recoger las heces de las mascotas-, el Ayuntamiento de Rubí comenzó una campaña llamada “ReculloLaCaca”. En ella se incluía un vídeo y, sobre todo, mensajes gráficos a lo largo y ancho de la ciudad, alertando sobre el problema. Al mismo tiempo, las papeleras de Rubí mostraban un mensaje que aun se puede leer, “él no puede hacerlo, tú sí” donde se informaba de la multa por el incumplimiento. Los meses fueron transcurriendo, los mensajes reiterándose, pero el ansiado cambio nunca llegó.

Más recientemente, ante ésta realidad, y en un nuevo intento por resolver o al menos paliar el problema, dos partidos políticos representados en nuestro Ayuntamiento (ERC y AUP), recogieron una idea aplicada en otros municipios, y que persigue el mismo objetivo, terminar con las heces caninas en las calles. En ésta oportunidad, sirviéndose de la tecnología de los análisis de ADN, de forma de identificar a qué perro pertenecen y quién es su dueño.

Llegamos entonces al último Pleno del Ayuntamiento de Rubí, donde los mencionados partidos presentaron la moción para el “CONTROL DEL CENS D’ANIMALS DOMÈSTICS I LA CREACIÓ DEL BANC D’ADN D’ANIMALS DOMÈSTICS DE RUBÍ”, siendo la misma aprobada el pasado 27 de octubre, y en cuyo texto se recogen entre otras cosas, nuevas obligaciones respecto a la tenencia de animales domésticos.

Como toda medida, siempre tendrá opiniones a favor y en contra. Pero en todo caso, lo que no se puede dejar de reconocer, es la importancia de intentar dar solución a un tema muy relevante para los vecinos. ¿Lo logrará ésta moción? Difícil saberlo, sobre todo, porque la solución definitiva siempre estará en manos de quien saca a pasear a su mascota. Por eso apreciado vecino… recoge las heces, y harás que tu perro se sienta orgullo de ti, recuerda, eres “su familia”.

La moción completa está disponible aquí.

Cada día en #SantJordiParc #CantFatjò nos visitan jabalíes. ¿Soluciones #RubiCity ? #SantCugat ya ha tomado medidas

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑