Buscar

Carlos Vittese

"Pensando en voz alta"

Categoría

Artículos de opinión

Entrevista a Eric Laserna – Por Carlos Vittese

Eric Telegram1

Eric Laserna es el nuevo coordinador de Ciudadanos Rubí. Hemos hablado con él para conocer un poco más a ésta joven promesa de la política municipal, adentrarnos en las últimas novedades del partido, y conocer el punto de vista de los “naranjas”, sobre el panorama político actual.

Eric, últimamente se ha comentado mucho en todos los medios, la pérdida de dos regidores por parte de vuestro grupo Municipal, que han pasado a ser no adscritos. Al mismo tiempo se ha especulado también con las cifras de afiliados que habrían pedido la baja ¿es acaso la renovación de la junta una consecuencia directa de esto hechos?

En absoluto, de facto, ellos afirmaron que se habían ido un 80% de los afiliados, cuando realmente deberíamos decir que se han quedado un 80% de ellos. Y, además, hemos estado teniendo continuamente altas de afiliados desde que marcharon, e incluso militantes que en su día se fueron porque no estaban a gusto con estas personas, están regresando. Ahora mismo la cifra es de 34 militantes. Además, este cambio de junta el único motivo por el que se ha hecho, es que en el pasado mes de febrero tuvimos asamblea general del partido, y los estatutos indican que, después de cada asamblea, todos los órganos de gobierno del partido, entre ellos nuestra Junta Directiva, deben ser renovados. Este es el único motivo por el cual se ha hecho, y no por la marcha de dos concejales.

Relacionado obviamente con la pregunta anterior, ¿cómo se encuentra entonces hoy Cs Rubí? ¿Está preparado para la segunda parte de la legislatura? ¿Ha perdido peso político en el Ayuntamiento?

Se encuentra con más vitalidad que nunca y por supuesto que estamos preparados, con la misma ilusión, y con las mismas o incluso más ganas para seguir trabajando. Además, aquello que antes ponía impedimentos, ahora no está.

¿Qué significa en la práctica ser el coordinador de un partido como Ciutadans Rubí, cómo llevas esa responsabilidad?

Es una gran responsabilidad, pero sobre todo, para mí es un orgullo poder representar a tantos compañeros. Y obviamente trabajaré por todos ellos, soy la máxima figura interna de gestión y representación del partido.

Eric, quien no se encuentre al día con la política local rubinense, podría pensar que eres un recién llegado, pero sabemos que no es así, y que llevas años dentro de Ciutadans, y también participando de otros proyectos como Sociedad Civil Catalana. Te hemos visto en diversos actos en Rubí, Terrassa, Barcelona y muchas otras ciudades, junto con diputados autonómicos, y también con alguno del congreso de los diputados. ¿Qué nos puedes contar acerca de tu experiencia en política, hasta llegar a ser coordinador?

La realidad es que a para mi juventud llevo ya cuatro años militando en el partido, recuerdo que entré en mayo de 2013 tras un campus joven del partido. A mí siempre me ha interesado la política, he tenido inquietudes en ese tema, y yo considero que aquí… o estás en la mesa colaborando y aportando ideas y mejoras para la ciudad, o te quedas fuera. Y hay muchas cosas por hacer, muchos cambios por llevar a cabo, y yo quiero ser partícipe de ellos. Ahora soy joven, pero el día de mañana tendré hijos, y yo quiero poder decir que he buscado, y he luchado por un futuro mejor para ellos.

Eric con Girauta

Eric Laserna junto a Juan Carlos Girauta (Portavoz de Cs en el Congreso de los Diputados).

Entonces… teniendo en cuenta tu experiencia, estudios y juventud, -algo muy identificable con el votante de Ciudadanos-, ¿el hecho de ser hoy coordinador de Rubí, es una muestra de renovación y acaso el pasaporte para ser cabeza de lista en 2019?

Para nada! El partido tiene un régimen bien claro de incompatibilidades, donde marca que un cargo público no puede ser coordinador, para separar los distintos órganos de gestión, que no haya duplicidades, y que el trabajo se pueda hacer mejor. Yo voy a estar trabajando por mi partido para mejorarlo, y estaré donde el partido me pida, ya sea de coordinador, de cabeza de lista o cerrando listas.

Es bien sabido que cuando hay renovación en un partido siempre se incorporan ideas y nuevos proyectos ¿Qué desafíos le esperan al nuevo coordinador? ¿Cómo es el Ciutadans Rubí que imagina, o quiere construir Eric Laserna?

Mis principales objetivos son asentar la agrupación, crecer en número de militancia, y a medio plazo, ganar las elecciones municipales de 2019. Suena muy ambicioso, pero creo que tenemos el equipo necesario para hacerlo, con personas muy preparadas dispuestas a trabajar, y todos juntos lo podemos lograr.

Recordemos que Ciutadans es un partido de los llamados “constitucionalistas”, y Rubí fue el primer municipio catalán donde se llevó a cabo un acto por el día de la constitución el pasado 6 de diciembre. Teniendo en cuenta el ambiente político actual ¿Eric Laserna es partidario de repetir este año el acto del 6 de diciembre, o considera que generaría un clima de “enfrentamiento” innecesario, en un momento de especial sensibilidad?

Por partes, primero comentar que yo estoy muy orgulloso de vivir en Rubí, es un municipio que siempre se ha puesto del lado de la legalidad. Ya en el año 2014 fuimos uno de los pocos municipios de Catalunya que rechazó dar apoyo al primer pseudo-referéndum del 9 de noviembre, y luego por supuesto que yo soy partidario de que se vuelva a celebrar un acto como el del 6 de diciembre, y si la gente entiende lo que es el respeto a todas las ideologías políticas que estén dentro de la legalidad y la constitucionalidad, no es para nada buscar crear tensión. Yo como bien has comentado antes soy miembro de Sociedad Civil Catalana, además estoy en la Junta Directiva de Joves de la SCC, y muchas veces hemos querido montar carpas en la Universidad Autónoma de Barcelona, con el único objetivo de explicar nuestra actividades a la comunidad universitaria y hemos sido atacados. Porque imagínense en caso de independencia, ¿qué pasaría con nuestro títulos universitarios, tendrían validez, o no? ¿O qué pasaría con los títulos de inglés de la Unión Europea que vienen por el marco común de referencia europeo? ¿tendrían validez? Esto hay que explicarlo a todo el mundo y a toda la comunidad universitaria, porque a lo mejor, si se nos cierra un mercado de trabajo tan grande, no nos interesa (más allá del sentimentalismo).

Desde el máximo respeto se puede explicar absolutamente todo, a mí nunca se me ocurriría ir por la calle y abuchear a una persona de Esquerra Republicana, o de la Asamblea Nacional Catalana. Yo hacia ellos voy a mostrar el máximo respeto posible.

Hablando de respeto y sensibilidades, no es ningún secreto que en las redes sociales –también en Rubí- a nivel político cada día se libra una batalla ideológica, y también estratégica. ¿Eric es más de Twitter o de Facebook?

A mí personalmente me gusta más twitter. Es más cercano y más directo.

Y respecto a esa “batalla” que mencionaba, ¿cuál es la opinión del coordinador de Ciudadanos sobre esos perfiles conocidos normalmente como “trolls”, en los que muchas personas amparándose en el anonimato, dicen verdaderos disparates? En Rubí hemos visto muchísimas cuentas atacando al gobierno, también de forma personal a más de un regidor, o incluso a la propia Alcaldesa. ¿Acaso el fin justifica los medios?

Para nada, cuando alguien tiene que comentar algo, debe hacerlo en persona, a la cara, y con total y absoluta sinceridad. El que no es capaz de decir las cosas directamente a la cara porque se avergüenza, no merece respeto.

Continuando con el tema redes sociales, dentro de la nueva junta también ha cambiado el responsable de comunicación y redes sociales. Teniendo en cuenta que otros partidos tienen muchos seguidores y generan gran movimiento en base a sus publicaciones ¿consideras que Cs tenía un problema de comunicación y estrategia en redes? ¿Cuáles utilizáis? ¿Qué podemos esperar para la segunda parte de legislatura en cuanto a la imagen de vuestro partido en todo sentido?

Nuestros perfiless son los que más actividad tienen, twitter tiene aproximadamente 2.100 seguidores, es uno de los partidos políticos que más tiene, y si bien es cierto que haya estado un tiempo paralizado porque lo llevaba una persona que ya no está, se le cesó y pasó a otra persona que tampoco está, sí que es verdad que puede haber habido un parón, pero obviamente vamos a seguir trabajando en ellas exprimiéndolas al máximo, porque es una importante fuente tanto para enseñar nuestro trabajo, como de recepción de críticas por parte de los ciudadanos. Actualmente tenemos facebook, twitter, acabamos de crear una página de Instagram, y estamos valorando un canal de YouTube.

Cambiemos de tema… Inés Arrimadas ha sido elegida recientemente como candidata a la Generalitat. Hemos visto que Cs Rubí tiene una relación cercana con ella, así como con otro gran número de representantes políticos autonómicos y nacionales, a los que hemos visto reiteradamente en nuestra ciudad. ¿Tiene esto algún beneficio para el ciudadano en el día a día de Rubí? nuestro municipio ¿“existe” en el Parlmament?

¡Por supuesto que existe! Somos el partido político que más propuestas de resolución ha presentado en el Parlament de Catalunya relacionadas con Rubí, y el hecho de que en reiteradas ocasiones hayan venido aquí líderes políticos del partido -no solo Inés Arrimadas-, también Juan Carlos Girauta ha venido en dos ocasiones, es una muestra más de que existimos, y que el partido nos tiene en cuenta. Y cuando un líder político viene aquí, es una oportunidad por parte de la ciudadanía de charlar con ellos. También ha venido en varias ocasiones Carlos Carrizosa, portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos.

Hablando de visitas… hemos visto en los medios locales, que un grupo político se traslada a una zona de Rubí o a una Asociación de Vecinos, y luego inmediatamente los demás grupos hacen lo propio. ¿Es esto en la práctica una extensión de las redes sociales para “hacerse la foto”, o tiene en realidad la seriedad que se espera del caso, y brinda a las asociaciones una posibilidad real de transmitir los problemas de los ciudadanos a los políticos, con la esperanza mínima de que esos contactos se transformen en gestión responsable, y soluciones en los plazos que corresponda?

Yo de entrada considero que el primer partido en reunirse, lo hace con interés real de solucionar un problema, y muchas veces buscando ellos a esas asociaciones de vecinos, y el resto de partidos, no lo veo tanto como una extensión de las redes sociales, sino como un “yo también quiero, no me voy a quedar atrás, no vaya a ser que piensen que yo no me preocupo por ellos, y de aquí a dos años no me vayan a votar”.

Volvamos sobre la situación actual de Ciudadanos. Teniendo en cuenta las modificaciones que se han aprobado en el ideario del partido en el último congreso de Madrid, y que en base a esos cambios algunos militantes y regidores han solicitado su baja ¿cómo está afectando eso a Ciutadans a nivel nacional, y sobre todo, cómo repercute y podría repercutir en las próximas elecciones nacionales y municipales? ¿Se presentará algún nuevo partido que agrupe a los “disidentes?

Los cambios que hubo de ideario, no fueron más que unas adaptaciones y modernizaciones. En política lo que dices, y lo que dices sobre el papel, tiene que ir de la mano… si no, pecado capital. Y lo que no podía ser es que –nosotros-, nuestros portavoces vayan diciendo y afirmando que somos un partido de centro –porque lo somos- y que luego en los estatutos marquemos que somos un partido de centro izquierda. Si somos un partido de centro, lo lógico es que en nuestros estatutos diga que somos un partido de centro. Lo que se hizo no fue ni más ni más que una adaptación de lo que había sobre el papel, con lo que había en la práctica. Por tanto nuestra política no ha cambiado en ningún momento, nosotros nos seguimos rigiendo por nuestros programas electorales de las últimas elecciones tanto municipales, como autonómicas, como generales. Y eso no ha cambiado nada por la actualización que ha habido en los estatutos.

A lo que mencionabas antes del tema si pueden surgir otros partidos, es probable, pero es asunto interno suyo y ahí yo no puedo decir nada.

¿Acaso entonces hay algo de desinformación interesada, o intención de crear una nueva “necesidad”, o explotar un nuevo “nicho de mercado” que se dice en marketing, por parte de algún grupo de militantes?

Sí, y quizá esto haya sido la excusa oficiosa que han querido dar, cuando realmente no es así.

¿Hablamos entonces de que probablemente todos son votantes de Ciudadanos pero quieren formar su propio partido?

Probablemente, y que se escuden en el ser de centro izquierda y no de centro, para moverse ellos hacia un electorado que pueden creer más grande, y sacar “supuestamente” más rédito electoral.

Y entonces ¿habrá referéndum? ¿Se vienen las autonómicas?

Aquí hay varias teorías. Una puede ser la de que el Sr. Rajoy haga como el 9 de noviembre, y deje que los voluntarios vayan haciendo y digan que “sí, estamos aquí nos vamos a independizar”, pero continúen sin atreverse a dar el paso definitivo. Qué es lo que llevan haciendo –recordemos que desde el 27 de septiembre teníamos que ser independientes en marzo, y si cogemos la fecha de investidura de Puigdemont tendríamos que serlo en julio- y ahora convocan referéndum para octubre, por tanto han mentido a sus propios votantes, y al conjunto de catalanes, sus votantes y los que no son sus votantes.

Otra opción es que realmente no haya referéndum, y si vamos a ir a elecciones autonómicas en noviembre, que lo que hagan sea agitación social, mover a la gente y que haya movilización electoral a su favor de cara a unas hipotéticas autonómicas en noviembre, o finales de octubre.

Ya terminando Eric, ¿quieres dejarle algún mensaje al votante de Ciudadanos de Rubí?

Pueden estar tranquilos, y pueden confiar en Ciudadanos, que seguiremos trabajando por ellos y para ellos, para mejorar todos juntos nuestra ciudad. Con ilusión conseguiremos grandes cosas!

Ola de robos e incivismo en Rubí

robos-varios-publicar Fotos: Alfonsina C.C., Andrés Medrano, María P.M, José P.M.

Hace poco más de un mes escribía un artículo aquí mismo, titulado -en forma de pregunta- ¿Rubí, ciudad insegura? Era una especie de pensamiento en voz alta, seguramente el mismo que tendrían muchos vecinos de éste municipio, y que a la vista de los acontecimientos se va transformando en una afirmación preocupante.

¿Qué está ocurriendo ahora mismo en nuestra ciudad? La situación está tomando niveles de alarma social, porque ya es más que evidente que nos encontramos en un momento “fuera de lo normal”, o al menos así lo percibimos los ciudadanos. Y no entraré en cuestiones de estadísticas, porque cualquiera que haya sido víctima de un robo o delito de especie alguna, sabe que por diferentes motivos no necesariamente reflejan la “realidad de la calle”, esa que sufren en silencio muchas personas.

Pero centrándonos en el problema, esto no es nuevo, lo que vemos hoy viene ocurriendo desde hace mucho tiempo en todo el país, y evidentemente Rubí no escapa a esa realidad. Pero también es cierto que en momentos puntuales como el actual, el tema se agrava, y ocupa más espacio en todos los ámbitos. Sobre todo en la mente de los vecinos… una preocupación adicional, un problema que les afecta directamente, y ante el que se sienten indefensos.

Es en éstos momentos cuando el ciudadano espera respuestas de sus gobernantes, tanto a nivel local, como autonómico y nacional si fuere el caso (y lo eso). La seguridad es uno de los pilares de la sociedad, pero en muchos casos por diferentes motivos parece no asignársele la importancia que tiene, y luego ocurre lo que ocurre.

Al mismo tiempo, también debemos hacer un ejercicio de autocrítica y ver qué parte nos toca en el problema. Quejarse es muy fácil, pero el primer paso en momentos como el actual, es tomar las precauciones del caso, y no propiciar las condiciones que favorecen los delitos, o el incivismo. ¿Quién no ha visto a algún vecino dejar abierto el portal de su edificio mil veces, -incluso noches enteras- o el portón del garaje sin cerrar, dejar cosas de valor a la vista en un coche aparcado, y tantas otras variantes de “imprudencia”, con la equivocada percepción de que “las cosas les ocurren a los demás”. Y es cierto… porque “los demás”, piensan lo mismo.

De ninguna forma pretendemos decir que el momento que se vive es culpa de las personas de bien, nada más alejado de la realidad, pero es de rigor puntualizar que en unos cuantos casos, “la gente se lo busca”. Pero volvamos al punto en el que todos ponemos nuestra miradas, ¿qué ocurre con las autoridades del caso? Es allí a donde se dirigen normalmente todas las críticas y seguro así debe ser, porque en la sociedad actual cada uno tiene su rol, y bien que se justifica ese argumento a la hora de “recaudar por la causa”.

¿Acaso ya no saben hacer su tarea, no quieren hacerla, existe desidia o incapacidad? Seguramente la respuesta será negativa en todos los casos, porque en ninguna “cabeza” cabe que una ciudad, autonomía o un país, no quiera proteger a quienes con sus impuestos y votos, “firman” los contratos laborales de sus representados. La cuestión básicamente –imagino- ha de pasar por un tema puntual de “demanda” y gestión.

Llevar adelante una ciudad de 75.000 habitantes parece más sencillo de lo que en realidad es, por tanto aun estando “en todo nuestro derecho”, debemos tener algo de “paciencia”. Porque -al menos en lo personal-, no me queda la más mínima duda de que el malestar de los rubinenses ha llegado a quien debe llegar, y no tardará en comprobarse una respuesta adecuada las circunstancias. Mientras tanto, seguiremos observando el devenir de los acontecimientos, pero dispuestos a hacernos oír si fuera necesario, porque cuando el tema nos toca de cerca, somos contribuyentes en acción.

Rubí, y el incivismo en los parques infantiles

collage-parques1

A la hora de respetar, y ante la “duda”… siempre se ha dicho que los derechos de uno, llegan hasta donde comienzan los derechos de los demás. Esa línea “roja” de referencia, es muy clara para quien respeta, pero parece muy borrosa -o “movediza”-, para quien no está dispuesto a cumplir con las más elementales normas de convivencia. Es que… por suerte disfrutamos de un sistema que nos da libertad, y nos otorga derechos, pero también nos exige una contrapartida de deberes, algo de lo que muchos pasan, confundiendo premeditadamente libertad, con libertinaje.

Seguramente ante cada acción, el criterio personal puede ser, más o menos crítico (dentro de un “margen razonable”), porque ya se sabe aquello de que “todo depende del color del cristal con que se mire”. Pero más allá de la diversidad de opiniones que puedan existir, diría que la mayoría de rubinenses suscribirían ahora mismo, la afirmación de que existe un problema de incivismo, en las calles y parques de nuestra ciudad. De las cuestiones generales de éste problema ya hemos hablado en otras ocasiones, pero centrémonos hoy en algo más concreto, los parques infantiles, y las heces de las mascotas que hasta allí llegan, acompañadas incluso por padres de los propios niños que juegan en el lugar.

Si ya es desagradable encontrarse excrementos sin recoger en calles y aceras, cuanto más, en sitios donde es absolutamente incompatible la coexistencia de niños jugando, y perros defecando. El problema con todo esto es que las malas costumbres, la reiteración, y la falta de control, están provocando una suerte de aceptación, que amenaza con inscribir ese acto incívico en la lista de lo “permisible”.

Las normas de civismo del Ayuntamiento de Rubí, contemplan como falta grave, el entrar con un perro y dejar heces en parques infantiles. La multa prevista para éstos casos va, desde los 600 a los 901€, y esto en sí mismo, ya debería ser lo suficientemente disuasorio para quienes tienen esa “mala costumbre”, pero en la práctica, no funciona. El problema de las heces de los perros en parques, y donde quiera que mires, es un tema que viene de muchísimo años, y aun no se ha conseguido resolver.

Hace poco tiempo, en el Pleno de nuestro Ayuntamiento fue aprobada una moción, en cuyo texto se recoge la posibilidad de practicar análisis de ADN, a las heces caninas, de forma de poder identificar a los propietarios incívicos, y aplicarles las multas correspondientes. Aun no hemos tenido noticias de que se haya dado cumplimiento a ésta moción, o  se hayan puesto en práctica los mecanismos pertinentes para llevar adelante los controles necesarios. Mientras tanto, sea por la falta de control, el impedimento “momentáneo” de llevar adelante una moción, o la razón que sea, el problema de las heces caninas va en aumento y viene de tan lejos, que muchos creen que será imposible de solucionar.

Lo cierto es que sabemos que sí, se puede resolver el problema, y es solo cuestión de voluntad en su más amplia interpretación, comenzando por quienes teniendo mascotas cometen éstos actos tan reprobables, como irresponsables. Es que… la falta de sentido común y el egoísmo del ser humano, en ocasiones no tienen límites. Todos hemos sido niños/as, todos somos hijos/as de alguien, ¿cómo se puede ser capaz de dejar heces, en el mismo sitio donde están jugando tus propios hijos/as, o los de otros?

Si la única solución pasa por las multas, habla muy mal de nuestra sociedad, y tendremos que esperar entonces a que los resultados lleguen por intensificar controles, y aumentar penas. Pero más allá de que eso sea casi ineludible de abordar, abogamos por la reflexión de quienes causan el problema, con la esperanza de que en un segundo de lucidez depongan su actitud, y que colaboren para hacer de Rubí una ciudad mejor, donde niños y mascotas tengan sus espacios, y una vida más feliz.

Rubí, ¿ciudad insegura? #RubiCity

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mossos d’ Esquadra patrullando las calles en Catalunya / Foto: Archivo (Carlos Vittese).

Vivimos una época en la que la información viaja incluso “más rápido que la luz”, donde las redes sociales nos permiten saber en tiempo real lo que está ocurriendo con nuestros familiares, amigos, lo que están viviendo personas apenas conocidas, o incluso las peripecias de verdaderos anónimos.

Asimismo, los diferentes canales informativos de internet, nos “bombardean” a diario con un volumen de noticias muchas veces difícil de procesar, donde el sensacionalismo y la desgracia siempre suelen  tener un espacio de honor, en detrimento de lo positivo, muy probablemente por aquello de que… “las malas noticias venden”. Pero más allá de que eso pueda ser verdad (y en la práctica me temo que lo es), los hechos no se inventan, y lo que “recibe” la gente es el pulso diario de la sociedad.

¿Qué algunas noticias se exageran, o llegan algo “deformadas”? Quizás… pero aun quitando todo lo que pudiera “sobrar”, e independientemente de lo que digan las estadística, -confirmando o no, la sensación en la calle-, si hablamos de Rubí, a nadie escapa que se están cometiendo gran cantidad de robos a diario, y los ciudadanos comienzan a tener una sensación de inseguridad, que en los últimos 10 años -al menos en lo personal- no había percibido.

Es que, cuando tú mismo has sido víctima de un delito, coincides en el ascensor con tu vecino y te cuenta que a él también le “ha tocado”, ves persianas metálicas del barrio destrozadas por robos consumados, coches en la calle con los cristales destrozados, hablas con otras personas y no te alcanzan los dedos de las manos para enumerar los casos que te cuentan –y tan solo del entorno más cercano-, ya tienes muy claro que no te interesan las estadísticas. Lo que quieres es no formar parte de ellas.

El problema es que si ya estabas preocupado por el empeoramiento de tu barrio (supuestamente de los “tranquilos”), y luego tienes contacto con comerciales que recorren calle a calle toda nuestra ciudad, y te cuentan lo que te cuentan… no te queda duda de que existe un problema, y como contribuyente, lo que quieres es que a quien le corresponda tome medidas, y lo solucione.

La inseguridad siempre es el punto de partida de males mayores, desencadenante de situaciones que generalmente arrastran a la sociedad y su estilo de vida barranca abajo, y donde cada día que pasa es más complicado resolver el problema. Ese que comienza por pequeñas cosas, pero que si no se combate a tiempo, termina incluso con la economía, y la calidad de vida de las zonas en las que se arraiga.

Por todo lo anterior, confiamos en la capacidad de nuestros gobernantes, para que adelantándose a las estadísticas, consigan hacer que el día a día del contribuyente, sea más seguro. Así lo esperamos, y así nos gustaría contarlo a corto plazo, por el bien de Rubí, y el de todos sus vecinos.

Carta a los Reyes Magos

Acabamos de despedir el 2016, un año muy intenso en muchos aspectos, pero sobre todo en política y de la más cercana, la “de casa”, la que marca el día a día de los que vivimos en Rubí.

Un año da para mucho y el pasado ha sido largo y complicado. Sobre todo, para digerir el pobre “espectáculo” que se le ha brindado al votante desde todas las agrupaciones políticas de nuestra ciudad, donde el nivel de crispación ha ido creciendo hasta alcanzar su clímax en un momento en que normalmente la gente está más propensa a paz y amor, que a luchas de poder “ajenas” disfrazadas de patriotismo del bueno.

A nadie escapan los hechos acaecidos y que solo son “una gota más” que derrama el vaso del ciudadano de a pie, ese que tiene muy claro cómo han de ser las cosas, y cómo sus representantes las llevan a cabo (o no). Y es que en ocasiones, hasta ha dado vergüenza ajena la forma en que se han tratado públicamente algunos temas. Interacciones más propias de patio de colegio, que de personas supuestamente serias al servicio de la ciudadanía y la ciudad. Representantes remunerados de forma “más que decorosa”, con actitudes que en una empresa privada no durarían dos días.

Juegos de poder, en la obra de teatro de nuestras vidas, donde los actores principales no han dado la talla en ningún momento y los de “reparto” han hecho eso, repartirse el protagonismo para cambiando de disfraz en cada escena, conseguir asestar un golpe que cambiara el sentido de la disputa, intentando llevar a la lona al contrincante de turno.

Hemos asistido forzosamente a una “obra” desordenada con ataques despiadados y fuego cruzado, en el que hasta los meros espectadores se han visto involucrados en la refriega, simplemente al pasar por allí, o por el solo hecho de haber simpatizado en su momento con algún protagonista.

Dicen que el tiempo todo lo cura pero hay cosas que ni el tiempo es capaz de solucionar, sobre todo, cuando el ser humano se propone conspirar contra lo que debería ser norma, afanándose para transformar la excepción en regla, uso y costumbre. Somos muchos los que no aprobamos lo que estamos viendo, incluso desde nuestro sitio como espectadores, porque no solo es lo que ocurre, es cómo ocurre, cómo se trata y cómo se cuenta.

A veces estar tan dentro de la “obra” hace perder perspectiva de lo que acontece “fuera”, allí donde están los que cada cuatro años te “renuevan el contrato”. La plantilla es extensa, los jefes se lo están mirando y puede que haya nuevos valores que merezcan una oportunidad. Quizá alguno de ellos escriba a los Reyes Magos estos días, en busca de cambios para 2019. El río suena… habla de inconformismos, escisiones en partidos, cambios en otros, y quizá lo más esperanzador, de algún grupo nuevo que con un planteamiento básicamente local, buscará demostrar que de verdad aun hay espacio para hacer las cosas, como muchos esperan que sean hechas.

Suerte con los Reyes!!

¿La caridad es cosa de tontos? #RubiCity

Vivimos en un mundo híper comunicado e informado, una sociedad en la que las malas noticias venden, sirviéndose de una tecnología con la que puedes ver en tiempo real la desgracia “de turno”, sea local, o de cualquier sitio del planeta. Escenas dantescas que por repetitivas han conseguido endurecer muchas veces los corazones, al punto de que ya no importa si estás cenando, porque no dejarás de masticar al ver el mayor horror. Aunque quizá eso no quite que lo “verdaderamente importante”, ese mensaje inesperado de un contacto del que ni conoces el verdadero nombre, pueda lograr que tu curiosidad innata te transforme por uno segundos en ciego, sordo, y mudo, para todo lo que ocurra fuera de los pixeles que te unen a la realidad virtual.

Y es que nos lo ponen difícil, nos cuentan historias, nos dan informaciones de todo tipo, y parece que la bajeza del ser humano siempre consigue ese protagonismo, que dinamita cualquier esperanza de un mundo mejor, y mas justo. Cuesta mucho creer en estos tiempos, y cuando una y otra vez te demuestran que has sido sorprendido en tu buena fe, recuerdas el dicho “a golpes se aprende”, y comienzas a cuestionarte seriamente cosas que antes la mayoría no se atrevía, o directamente nadie ponía en entredicho.

Estás en casa revisando las redes sociales y lees sobre campañas para la recogida de alimentos, no importa si impulsadas por organismos locales, nacionales, asociaciones, diferentes ONG, o personas a título personal. Y al mismo tiempo ves que se comparten fotos de alimentos que “sin tocar” han sido arrojados en las calles, y contenedores. Te recorre una sensación extraña por todo el cuerpo, y te preguntas ¿será lo que yo he donado? Y no quieres creerlo, pero te asalta la duda, aunque luches por dejarla fuera de tus pensamientos.

El problema es que luego, por esas mismas redes sociales te enteras que se está poniendo en alerta a los vecinos, de que esa persona que pedía ropa desesperadamente para su familia, en realidad son varias actuando en conjunto, con diferentes nombres y perfiles. Pero lo verdaderamente decepcionante, es que todas esas prendas que tú y otra gente habíais donado, con el convencimiento de que dibujarían una sonrisa y calentarían el cuerpo de alguien necesitado, fue todo una mentira. La triste realidad es que simplemente han servido para llenar los bolsillos, de quienes una vez más, han jugado con la buena fe de muchos.

Y sigues sin querer creer… quieres despejar la mente y entonces sales a recorrer las calles de Rubí buscando otra verdad. Pasas frente a un mendigo y tus fuertes convicciones te impulsan a echar mano del bolsillo, compartiendo lo que llevas en él. Sigues hasta la panadería, haces la compra, y cuando emprendes el camino de regreso a casa, ves que en la esquina aparca un coche de alta gama. De él baja una persona que se acerca al mendigo, pero no es para darle una moneda, es para recibir las tuyas, y las de muchos otros que nunca sabrán donde han acabado. El asombro dura mas que la escena, en un instante el dinero ha cambiado de manos, el coche se ha ido, y se pierde en el ruido de las calles.

Entonces llegas a casa, no puedes escapar de lo que has visto, y vuelven a asaltarte mil preguntas. Respiras hondo, comienzas a preparar tu comida, y enciendes el televisor con el ferviente deseo de encontrarte con algo, que renueve tu fe en la gente. Pero el informativo de turno solo agrava las cosas. Están contando sobre la presunta estafa que han hecho unos padres, quienes sirviéndose de una niña, solicitaban donaciones con el fin de hacer frente a tratamientos médicos, maniobra que se está investigando y que podría haberles reportado beneficios de cientos de miles de euros.

Y ha sido demasiado para tu día, piensas en aquello de poner “la otra mejilla”, pero ya no te queda ninguna, y estás entre esperar que el dolor del último golpe ceda para volver a intentarlo, o protegerte, y ser uno más de los que mastica sin inmutarse, mientras cena entre escenas de incalificable injusticia y dolor.

Es entonces cuando en silencio te preguntas ¿la caridad es cosa de tontos? Pero tienes clara la respuesta… no pueden pagar “justos por pecadores”, eso sería una injusticia letal. Y te vas a dormir, porque mañana será otro día y sabes que tus convicciones son más fuertes que la peor de las bajezas que la nueva jornada te pueda deparar

Rubí y el #NoReculloLaCaca

No es ningún secreto que tener una mascota conlleva responsabilidades, pero algunos prefieren pasar por alto aquello que se aproxima más a los deberes, que a los placeres. Y resulta evidente que no todos tienen claro el hecho de que un perro es un integrante más de la familia, que requiere atención, cuidado, y en muchos casos dedicación, como con cualquier otro ser querido con el que se comparte el día a día en el hogar.

Del mismo modo que existen leyes para proteger a los animales, las hay para su convivencia en sociedad, y es preocupante la cantidad de personas que interactuando con sus mascotas en la calle, no saben (o no quieren saber) sobre esa “línea” que delimita hasta donde llegan sus derechos, y comienzan los de los demás. Observamos entonces una suerte de “desconexión”, y manifiesta falta de respeto por el prójimo y el entorno extremo que comprobamos a diario por las calles de Rubí.

Si existiera un ranking del “incivismo perruno” (léase “distracción voluntaria de sus dueños”) sin duda, en lo más alto estaría el no recoger las heces caninas. Es que no importa por donde vayas, allí las encontrarás de las más diversas formas, tamaños, texturas y colores. Pero cuidado, el ranking es amplio y compiten también en popularidad con lo anterior: el entrar con mascotas en parques infantiles, llevarlas sin bozal, permitirles hacer sus “necesidades más líquidas” en los portales de los vecinos y alguna otra.

Hace aproximadamente un año, -intentando concienciar a la población sobre la necesidad y responsabilidad de recoger las heces de las mascotas-, el Ayuntamiento de Rubí comenzó una campaña llamada “ReculloLaCaca”. En ella se incluía un vídeo y, sobre todo, mensajes gráficos a lo largo y ancho de la ciudad, alertando sobre el problema. Al mismo tiempo, las papeleras de Rubí mostraban un mensaje que aun se puede leer, “él no puede hacerlo, tú sí” donde se informaba de la multa por el incumplimiento. Los meses fueron transcurriendo, los mensajes reiterándose, pero el ansiado cambio nunca llegó.

Más recientemente, ante ésta realidad, y en un nuevo intento por resolver o al menos paliar el problema, dos partidos políticos representados en nuestro Ayuntamiento (ERC y AUP), recogieron una idea aplicada en otros municipios, y que persigue el mismo objetivo, terminar con las heces caninas en las calles. En ésta oportunidad, sirviéndose de la tecnología de los análisis de ADN, de forma de identificar a qué perro pertenecen y quién es su dueño.

Llegamos entonces al último Pleno del Ayuntamiento de Rubí, donde los mencionados partidos presentaron la moción para el “CONTROL DEL CENS D’ANIMALS DOMÈSTICS I LA CREACIÓ DEL BANC D’ADN D’ANIMALS DOMÈSTICS DE RUBÍ”, siendo la misma aprobada el pasado 27 de octubre, y en cuyo texto se recogen entre otras cosas, nuevas obligaciones respecto a la tenencia de animales domésticos.

Como toda medida, siempre tendrá opiniones a favor y en contra. Pero en todo caso, lo que no se puede dejar de reconocer, es la importancia de intentar dar solución a un tema muy relevante para los vecinos. ¿Lo logrará ésta moción? Difícil saberlo, sobre todo, porque la solución definitiva siempre estará en manos de quien saca a pasear a su mascota. Por eso apreciado vecino… recoge las heces, y harás que tu perro se sienta orgullo de ti, recuerda, eres “su familia”.

La moción completa está disponible aquí.

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑