Buscar

Carlos Vittese

.

fecha

08/02/2017

Así da gusto #RubiCity el sitio está vacío y limpio de todo lo que mostramos por la mañana @AjRubi

Rubí, y el incivismo en los parques infantiles

collage-parques1

A la hora de respetar, y ante la “duda”… siempre se ha dicho que los derechos de uno, llegan hasta donde comienzan los derechos de los demás. Esa línea “roja” de referencia, es muy clara para quien respeta, pero parece muy borrosa -o “movediza”-, para quien no está dispuesto a cumplir con las más elementales normas de convivencia. Es que… por suerte disfrutamos de un sistema que nos da libertad, y nos otorga derechos, pero también nos exige una contrapartida de deberes, algo de lo que muchos pasan, confundiendo premeditadamente libertad, con libertinaje.

Seguramente ante cada acción, el criterio personal puede ser, más o menos crítico (dentro de un “margen razonable”), porque ya se sabe aquello de que “todo depende del color del cristal con que se mire”. Pero más allá de la diversidad de opiniones que puedan existir, diría que la mayoría de rubinenses suscribirían ahora mismo, la afirmación de que existe un problema de incivismo, en las calles y parques de nuestra ciudad. De las cuestiones generales de éste problema ya hemos hablado en otras ocasiones, pero centrémonos hoy en algo más concreto, los parques infantiles, y las heces de las mascotas que hasta allí llegan, acompañadas incluso por padres de los propios niños que juegan en el lugar.

Si ya es desagradable encontrarse excrementos sin recoger en calles y aceras, cuanto más, en sitios donde es absolutamente incompatible la coexistencia de niños jugando, y perros defecando. El problema con todo esto es que las malas costumbres, la reiteración, y la falta de control, están provocando una suerte de aceptación, que amenaza con inscribir ese acto incívico en la lista de lo “permisible”.

Las normas de civismo del Ayuntamiento de Rubí, contemplan como falta grave, el entrar con un perro y dejar heces en parques infantiles. La multa prevista para éstos casos va, desde los 600 a los 901€, y esto en sí mismo, ya debería ser lo suficientemente disuasorio para quienes tienen esa “mala costumbre”, pero en la práctica, no funciona. El problema de las heces de los perros en parques, y donde quiera que mires, es un tema que viene de muchísimo años, y aun no se ha conseguido resolver.

Hace poco tiempo, en el Pleno de nuestro Ayuntamiento fue aprobada una moción, en cuyo texto se recoge la posibilidad de practicar análisis de ADN, a las heces caninas, de forma de poder identificar a los propietarios incívicos, y aplicarles las multas correspondientes. Aun no hemos tenido noticias de que se haya dado cumplimiento a ésta moción, o  se hayan puesto en práctica los mecanismos pertinentes para llevar adelante los controles necesarios. Mientras tanto, sea por la falta de control, el impedimento “momentáneo” de llevar adelante una moción, o la razón que sea, el problema de las heces caninas va en aumento y viene de tan lejos, que muchos creen que será imposible de solucionar.

Lo cierto es que sabemos que sí, se puede resolver el problema, y es solo cuestión de voluntad en su más amplia interpretación, comenzando por quienes teniendo mascotas cometen éstos actos tan reprobables, como irresponsables. Es que… la falta de sentido común y el egoísmo del ser humano, en ocasiones no tienen límites. Todos hemos sido niños/as, todos somos hijos/as de alguien, ¿cómo se puede ser capaz de dejar heces, en el mismo sitio donde están jugando tus propios hijos/as, o los de otros?

Si la única solución pasa por las multas, habla muy mal de nuestra sociedad, y tendremos que esperar entonces a que los resultados lleguen por intensificar controles, y aumentar penas. Pero más allá de que eso sea casi ineludible de abordar, abogamos por la reflexión de quienes causan el problema, con la esperanza de que en un segundo de lucidez depongan su actitud, y que colaboren para hacer de Rubí una ciudad mejor, donde niños y mascotas tengan sus espacios, y una vida más feliz.

Así no… hay que querer mucho mas a nuestra ciudad #RubiCity (visto en la esquina de la deixallería de Cova Solera)

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑